El empleo del perro de trabajo en las Instalaciones Portuarias del país es diverso, respondiendo a las necesidades que de estos animales tienen las diferentes unidades militares empeñadas en cumplir con los cometidos asignados, tanto en los vehículos de carga que ingresan a la IP como en la carga almacenada dentro del recinto. La ductilidad del perro y sus enormes capacidades, le hacen potencialmente útil en los múltiples empleos que constituyen las especialidades caninas.

Realiza misiones de búsqueda de drogas, estupefacientes y explosivos, integrado en todo tipo de unidades, tanto en contenedores como efectos personales. Apto para el empleo en apoyo a la protección relacionada con la prevención del tráfico y consumo de sustancias estupefacientes en las instalaciones portuarias.

La iniciativa de unidades caninas en los principales puertos de Honduras, ha logrado elevar el nivel de seguridad en las operaciones marítimas y portuarias a través de operativos de prevención en los controles de acceso, al costado de las embarcaciones internacionales y operativos de reacción cuando se descubren inconsistencias, en los vehículos y carga que entra y sale de los puertos.  

Cuando las autoridades portuarias tienen sospechas de un buque o contenedor contaminado, llaman a las unidades caninas especializadas para inspección a instalaciones portuarias y buques internacionales y se consigue una reacción casi al instante para neutralizar las amenazas en el menor tiempo posible.