Se ha llevado a cabo un simulacro de protección marítima y portuaria a gran escala en Puerto Cortés y Omoa. El mismo ha sido por la Comisión Nacional de Protección Portuaria (CNPP) en su carácter de Autoridad Designada de Honduras, a fin de verificar que los distintos procedimientos de protección vigentes en cada una de las instalaciones portuarias involucradas siguen siendo eficaces en todo momento. La CNPP contrató al consultor internacional Lic. Luis Francisco Musolino para el diseño de los escenarios y la facilitación de la práctica de protección portuaria a gran escala. Este simulacro fue diseñado en cumplimiento de lo establecido por el Capítulo 18 del Código PBIP para verificar el grado de alistamiento de todo el personal portuario y también el de los encargados de hacer frente al suceso, para lo cual se plasmaron los siguientes objetivos:

• Verificar la eficacia de los planes de protección de las instalaciones portuarias: ENP Puerto Cortés, Refinería Texaco, TEH, OPC y Gas del Caribe (y de ser posible verificar el plan de protección de uno o más buques).

• Verificar la disponibilidad de recursos y su empleo por parte de los encargados de hacer frente al suceso.

• Comprobar la eficacia de los procedimientos para contrarrestar amenazas.

• Verificar la coordinación y comunicación entre instalaciones portuarias, Autoridades Vecinas y Unidades de Respuesta.

• Entrenar al personal de las instalaciones portuarias.

• Sacar conclusiones, aprender y mejorar.

Esta práctica a gran escala involucraron a las instalaciones portuarias de la Empresa Nacional Portuaria (ENP), la Operadora Portuaria Centroamericana (OPC), Terminal Especializada de Honduras (TEH), Refinería Texaco y Gas del Caribe, así como también distintos organismos encargados de hacer frente a los sucesos (Bomberos de Puerto Cortés, Bomberos de Omoa, Cruz Roja de Honduras, Policía Preventiva, Policía de Tránsito, Policía de Frontera, 105° Brigada del Ejército, Escuadrón Antibombas, Instituto Nacional de Migración, Capitanía de Puerto, Dirección General de Marina Mercante, Aduanas, OIRSA, Dirección Nacional de Inteligencia e Investigación del Estado, Iniciativa de Contenedor Seguro (CSI), CODEM, Empresa Nacional de Energía Eléctrica y la Fuerza Naval de Honduras).

Adicionalmente participó el buque Panforce, IMO 9283849 gracias a la gentileza de su capitán Gonzalo Monterola

En este caso particular, y considerando que se trata de un evento a gran escala, se ha decidido simular eventos que involucran incidentes químicos, radiactivos, explosiones, incendio e incluso polizones a bordo de un buque. Como consecuencia de estas simulaciones, las poblaciones vecinas observaron densas columnas de humo y/o escucharon explosiones en el ámbito portuario. Asimismo, hubo movimiento de vehículos de los bomberos y ambulancias, así como también acciones policiales para facilitar el flujo de los vehículos de emergencia.

Se han probado los procedimientos involucrados en cada uno de los escenarios planteados, como consecuencia de este tipo de actividades conjuntas, se espera que todo el personal portuario y el de las fuerzas amigas se encuentren mejor preparados para cumplir con sus tareas y responsabilidades.

Por su parte el titular de la Comisión Nacional de Protección Portuaria Coronel (r) Uriel Cantor Galeano, expresó que es importante que Honduras haga este tipo de ejercicios para que el personal involucrado obtenga nuevas experiencias, “cada vez y cada año que pasa los encargados de seguridad en los puertos y los cuerpos de socorro tienen que especializarse para enfrentar los desafíos que enfrenta nuestra sociedad y nuestros puertos” indicó el funcionario.

Posterior al simulacro en asamblea de partes interesadas se ha elaborado el documento de acciones de seguimiento a todas aquellas áreas que presentan oportunidad de mejora con el propósito de estar cada vez mejor preparado a los nuevos desafíos en materia de seguridad y protección marítima y portuaria.