En Roatán, Honduras, se realizó un simulacro de protección portuaria a escala real, en el que participaron los responsables de la seguridad y protección de la terminal de cruceros Mahogany Bay, también participaron autoridades del Estado y unidas de respuesta y rescate.

Las instalaciones portuarias de Honduras, regidas bajo el Convenio Internacional SOLAS y el Código Internacional de Protección de los Buques y de las Instalaciones Portuarias, deben realizar simulacros de protección como mínimo cada tres (3) meses, con el propósito de poner a prueba los procedimientos aprobados y la capacidad del personal de protección, para ejecutarlos, de manera eficiente y eficaz con el fin de garantizar un entorno seguro y protegido para los cientos de buques internacionales que arriban al país.

Cada día son más los turistas internacionales que abordan cruceros que incluyan Roatán como puerto de llegada, lugar que de forma recurrente es citado como uno de los mejores destinos de playa del planeta, visitas de cruceristas a Roatán creció en un 20%, muy por encima del crecimiento del resto del caribe, según datos revelados por la Asociación de Cruceros de la Florida (FCCA).